Anahí Flores

Distancia temporal

ampulheta

¿Queremos contar una historia que ya ocurrió, que está ocurriendo o que ocurrirá? ¿O preferiremos que vaya de un tiempo a otro? Estamos acostumbrados a que la ficción ocurra en pasado —en un pasado próximo o en uno lejano—. Pero también existe la posibilidad de que transcurra mientras se la narra, en el presente. O la opción menos habitual: algo que va a ocurrir, acciones que se desarrollan en el futuro. Cuando el narrador elige un tiempo que no es el pasado, esa elección llamará la atención del lector y generará algún efecto determinado.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

one × five =